martes, 26 de enero de 2010

ENTREVISTA A JOSE MARIA ARIÑO


JOSE MARIA ARIÑO ES DELEGADO EN MÁLAGA DE LA ASOCIACIÓN DE DIRECTORES DE INSTITUTO (ADIAN)

La burocracia de antes era de risa. Había un alumno que cometía una fechoría grave y podían pasar 15 ó 20 días hasta que se pudiera actuar. Antes de expulsarlo había que darle audiencia al alumno, luego a sus padres y después tomar la decisión. Esto creaba malestar e inseguridad entre los profesores. Ahora ya no tengo que esperar una comisión de convivencia. Decido y luego informo a la comisión.

Pero la expulsión no es la mejor solución...

No, no lo es. Yo ahora cuando expulso a un niño es porque no tengo más recursos para atenderlo. La expulsión sólo es efectiva si hay correspondencia en casa, si los padres la apoyan. Los padres no pueden permitir que esos días se conviertan en unas vacaciones. Es una medida para que el estudiante reflexione. Pero lo ideal sería tener más recursos, para no expulsarlos y poder atenderlos bien. Hay chiquillos que están en 1º y 2º de ESO que casi no saben escribir. Van tan atrasados que se aburren en clase y se ponen a interrumpir. Yo debería tener recursos para poder atender a esos niños.

¿Qué tipo de recursos?

Sobre todo, más personal. O más profesores o bajar la ratio -número de alumnos por aula-, lo que se traduce también en más profesores. Gran parte de los problemas de convivencia se solucionarían con más profesores.

Las medidas como el aula de convivencia ,¿pueden ayudar a disminuir el número de expulsiones?

Nosotros tenemos este aula desde hace cinco años, le llamamos 'aula cero'. Un profesor de guardia se encarga de vigilar a los expulsados de clase para que hagan tareas. No es la panacea, pero los niños intentan no hacer trastadas para no ir a este aula, donde saben que están muy controlados. Pero esta medida también necesita más profesores. A lo mejor no muchos más, sólo uno o dos docentes de apoyo. Sé que esto significa un gran coste económico, pero tiene asegurada una gran rentabilidad social.

¿Tanto han cambiado los jóvenes para que la convivencia cobre tanta relevancia?

Que los niños se peleen ha pasado toda la vida y seguirá pasando. Pero sí han cambiado mucho. Los profesores llevamos mucho tiempo viendo esta tendencia. El alumnado de BUP no es el de ahora, aunque también es verdad que antes no se escolarizaba todo el mundo como actualmente. No obstante, tampoco hay que ser exagerado; en este instituto, por ejemplo, hay 500 niños y sólo hay diez o doce en la lista de sancionados. También ha cambiado nuestra relación con los padres: En mi época, si el profesor te daba un guantazo, tu padre te daba dos. En la generación siguiente el padre iba a hablar con el profesor para ver qué había pasado. Ahora, muchos padres lo que hacen es enfrentarse a nosotros.

El decreto también hace hincapié en la necesidad de mejorar la comunicación entre los padres y el centro. ¿Es posible hacer este frente común entre docentes y familias?

Hay muchas familias que tienen desconfianza del profesor. No entienden que el docente es un funcionario que está a su servicio y que sólo trata de ayudar a su hijo. La Consejería de Educación quiere crear la figura del delegado de padres para mejorar esta comunicación. Pero este delegado será uno de los que ya está muy implicado, y al que le va a costar mucho trabajo traer a las familias de hijos problemáticos. Yo convoco una reunión de padres en el instituto y vienen los de los alumnos que no dan problemas. Lo que está claro es que si la familia no se implica no vamos a ningún lado.

Un reciente informe sobre acoso escolar revelaba que los alumnos víctimas sólo acudían a los profesores en última instancia. ¿Eso se puede arreglar?

Creo que en este aspecto es muy importante el papel del mediador, que ya existe en muchos institutos. En este centro funciona bien, aunque tiene que ser gente con talante de diálogo, de comunicación con los alumnos. También creo que es muy buena opción el alumno mediador, que los problemas los resuelvan entre los propios compañeros. El mensaje llega más fácil cuando llega de igual a igual. Me gusta la idea y queremos retomarla.

Evaluación

¿Cree que es necesario que se controle o diagnostique el trabajo de los docentes? Hay cierta sensación de que hay profesores que no rinden como debieran.

Ahora, por ejemplo, Educación está realizando un fuerte control del absentismo de los profesores. La inspección comprueba quién está en clase a sus horas, si se hacen las reuniones pertinentes... Esto es lógico en cualquier empresa y alguno habrá que se escaquee, aunque no la inmensa mayoría. Pero este control puede generar una reacción entre el profesorado. Hay muchas horas de trabajo del docente que no se tienen en cuenta, como el trabajo en casa o las salidas con los alumnos fuera del aula; el profesor puede decir ahora que va a cumplir las horas justas y ya está.

La Junta de Andalucía realizó hace poco una campaña de publicidad para dignificar la figura del profesor ¿opina que está devaluada?

La verdad es que la propia sociedad ha derrumbado este prestigio que tenían los profesores, sobre todo con la LOGSE. Ahora se está recuperando un poco este prestigio. En esto es clave que el equipo directivo apoye siempre a sus profesores.

¿Es real la sobrecarga de trabajo de los equipos directivos que se denuncia?

Sin duda. Actualmente un centro educativo requiere tantos trámites burocráticos que roban muchísimas horas de tiempo a los equipos directivos. Esto se debe a que los institutos cada vez ofrecen más servicios, más programas educativos, pero la organización sigue siendo la misma que hace decenas de años. En este aspecto no hemos evolucionado apenas.
Es de un articulo de esta pagina

14 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Muy interesante y necesaria entrevista..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Bretema dijo...

Loli. ya veo que uno no puede marchar dos días, llego y ya me he perdido una preciosa poesia. ¡cachis!!

El tema de la educación es complicado, yo creo que mucho problema esta en casa mas que en los centros.
Conozco un caso directo que el alumno la monto del cuatro y cuando llamarón a los padres dijeró que si castigaban al chaval ellos tambien se sentian castigados.
Cosas de la vida.

julia dijo...

LOLI sé lo que dices por qué ayer mismo lo estaba comentando con una amiga. Ami me daban (cuando lo merecia)con una regla en la mano y al llegar a casa mis padres me decian ¡algo abrás hecho¡. y la verdad es que era verdad. Ningun profesor creo que castigue o intente hacer algo que no sea la educación y el buen saber de los alumnos.Bien me alegro de haberte encontrado y poder publicar mi comentario.Besos.

Mara dijo...

Se olvida José María Ariño, que quién controla el absentismo del profesorado es el jefe directo de los mismo. A la sazón, el Director del Centro. ¿Está seguro que la Inspección está ejerciendo esa labor, o está comprobando que los directores la ejercen?

panterablanca dijo...

Interesante entrevista. Antes los profesores eran un pilar básico en la sociedad, ahora son menos que un cero a la izquierda. Esto sólo ya nos da idea de cómo está la sociedad en la que vivimos, si no somos capaces de apreciar el difícil trabajo de quien se encarga de formar a las personas que van a llevar las riendas del futuro.
Besos felinos.

LUNA dijo...

Ha habido un adelanto y una regresión con respecto a la actitud de los padres y los profesores, como bien dices.

Antes, quizás por la falta de cultura de la mayoría de los padres y la sociedad despótica que vivíamos, tod se arreglaba con golpes. En casa y en el colegio.

Luego, ya hubo un consenso. Yo me acuerdo haber asistido con mi marido a todas las reuniones de padres, de mis dos hijos, en el colegio.
Ponernos metas para que el niño adelantara....enfin
trabajábamos juntos.

Ahora parece ser que padres y profesores son enemigos, pero eso vá en detrimento del niño, que creo que al final, está desorientado, falto de un modelo, de una pauta de conducta y de dirección, fundamental en la etapa de aprendizaje del niño-
Es una contradicción, ¿verdad?

Pero educar exige mucho esfuerzo, seguimiento y muchas veces no ser un papá/mamá colegos@....

Besitos, buen tema.

María dijo...

¡¡Jo LOLI, lo siento!!

Al menos BRE, tiene disculpa que se fue de viaje pero yo merezco que me pongas castigada contra la pared, como poco...¡¡Dios míos la de deberes atrasados que tengo!! En fin, prometo ser aplicada de ahora en adelante...

En fin, me voy a poner seria, que el tema lo requiere.

Está claro, que la educación es un tema complejo, que los profesores son pocos, mal considerados y que si las familias nos hacemos las suecas todos, absolutamente todos nos vamos por el río abajo.

En educación debería existir un canal de comunicación directo fácil y fluido entre padres y profesores, para mi este es una de los primeros fallos que existen. Efectivamente si tienes un hijo problemático, lo normal es que la familia sea la primera que pasa, a pesar de que el centro les reclama su atención. Pero es que igualmente, los no problemáticos necesitan atención y los padres conocimiento de lo que ocurre y dar la posibilidad de que los, pequeños problemas, no crezcan hasta hacerse enormes.

Los profesores, necesitan todo el apoyo del mundo, pero tiene mucha razón MARA, cuando dice que también los profesores deben ser controlados en su labor docente y desde luego, inspección doy fe de que está de adorno. Y esto es gravísimo, porque efectivamente, el director es compañero antes que director y jamás, o muy pocas veces, se va a enfrentar a un compañero por mal que lo haga, nos ponen a los padres de ariete, para que seamos nosotros quienes movamos los hilos y eso tampoco es justo.

En fin, profe, con esta redacción tan larga que te dejo, espero que como mínimo un 5 me pongas ¿OK?

Me gusta, LOLI, lo de la educación es otra de mis deudas aquí y fuera de aquí, así es que mil gracias.

Muchísimos besos y feliz noche, cielo.

María dijo...

Gracias por compartir esta entrevista, Loli.

Yo creo que los jóvenes han perdido un poco el respeto hacia los profesores, padres... antes había mucho más respeto.

Un beso.

roxana dijo...

hola LOLI!!!!!!!!!!!!!!!!!eSPERO HAYAS EMPEZADO BIEN EL 2010!!!!!!!!!!!!! AUNQUE SE QUE CON MUCHO FIO POR ALLA.
TE CUENTO QUE ME FUI DE VACACIONES A COSTA RICA Y REGRESE HACE UNOS DIAS Y ESTOY A MIL CON UNA MUESTRA DE MIS OBRAS QUE LLEVO DESDE ARGENTINA A LISBOA. ESTARE EXIBIENDO MIS OBRAS ALLA EN LA GALERIA DE ARTE "COLORIDA" EN LA MISMA LISBOA DESDE EL 13 AL 26 DE MARZO. ASIQUE YA TENGO PASAJE PARA EL 5 DE MARZO CON VUELTA EL 14.
COMO VES ESTOY A MIL PINTANDO Y ORGANIZANDO TODO, POR ESO SUMADO A MI TRABAJO Y A MI CASA Y ETC. ESTOY TOTALMENTE DESCOLGADA DEL BLOG.,PERO LUEHO A LA VUELTA YA EMPEZARE NUEVAMENTE!!!!!!!!!!!!!!!!!!
GRACIAS POR PREOCUPARTE POR MI
BESOTES Y CONTAME DE VOS!

Novicia Dalila dijo...

Los chicos de ahora son el resultado de la evolución social, a peor, y de ese empeoramiento somos responsables todos. En lo referente a la educación, antes era obligatorio, por educación, un respeto absoluto hacia los profesores, y eso era represivo en muchos casos, ya que los profesores no son dioses, sino humanos, y a algunos se les subía a la cabeza el poder que ostentaban y abusaban de su posición.
Ahora esto ha dado una vuelta de 180º y son los alumnos los intocables. O sea, que el problema ha cambiado de signo, pero no ha desaparecido.
La solución??? Creo que existe si todas las partes (profesorado, alumnado, padres, gobierno....)pusieran todo el empeño en mejorar el sistema educativo integral de los chicos, que al fin y al cabo son los que tienen en sus manos el futuro del mundo.

Muy interesante, Loli.

Un beso

Miguel dijo...

Está bien que de vez en cuando salgan a la luz algunos problemas que hay en este mundo que es la educación. Siempre nos encontramos con lo mismo, que falta profesorado preparado para atender a a alumnos difíciles. Esta es la asignatura pendiente de todos los gobiernos sean del color que sean.

Un abrazo.

Paco Merlo Ansin dijo...

Hola, ahora que ya se han acabado todos los excesos he puesto unas fotos muy bonitas en mi blog, son de fantasmas. A lo mejor te gustan y quieres coger alguna para poner aquí con estas cosas tan bonitas que escribes. A mí me hace mucha ilusión.

Myr dijo...

HOla LOLI:

El artículo que traes aquí me parece muy interesante. Gracis por compartirlo.

1- Me gusta la idea del aula Cero. Me parece una buena solución para no expulsar y que encambio se motivwe a estos chicos con estudio o actividades interesantes. Claro que se necesitan recursos para eso, que tal vez no se tengan.

2- También que se contacte y trabaje en conjunto con los padres.
Que se los integre a actividades en la escuela.

3- Por lo que sé, cuando estos chicos hacen tamañas cosas, es porque tienen familias muy disfuncionales, con mucho problema. Expulsarlos no es la solución. Necesitan ayuda, ¡mucha!

Besos

impersonem dijo...

Este es un tema complicado que precisa un análisis profundo... estoy de acuerdo con el entrevistado en casi todo... menos en lo de la posibilidad de expulsar sin escuchar al alumno y a los padres... eso no me gusta nada... aunque tengo mis dudas sobre la correcta interpretación que hace el entrevistado de la norma objeto de la entrevista acerca de esto.

Besos.