martes, 16 de febrero de 2010

PANCHO


Su madre se habia marchado por la mañana temprano los habia dejado al cuidado de Marina, una joven de 18 años a la que a veces contrataba por unas horas para hacerse cargo de ellos a cambio de unos pocos pesos. Desde que el padre habia muerto , los tiempos eran demasiados duros como para arriesgar el trabajo faltando cada vez que la abuela se enfermaba o se ausentaba de la ciudad.
Cuando el novio de la jovencita llamó para invitarla a un paseo en su coche nuevo ,Marina no dudó demasiado.
Despues de todo los niños estaban durmiendo como cada tarde , y no se despertarían hasta las cinco.Apenas escuchó la bocina cogió su bolso y descolgó el teléfono.Tomó la precaución de cerrar la puerta del dormitorio y se guardó la llave en el bolsillo.
Ella no quería arriesgarse a que Pancho se despertara y bajara las escalera para buscarla ,porque después de todo tenía sólo seis años y en un descuido podía tropezar y lastimarse.Además,pensó si eso sucediera ¿cómo le explicaría a su madre que el niño no la habia encontrado?

Quizás fue un cortocircuito en el televisor encendido o en alguna de las luces de la sala,o tal vez una chispa del hogar de leña;el caso es que cuando las cortinas empezaron a arder el fuego rapidamente alcanzó la escalera de madera que conducia a los dormitorios. La tos del bebe debido al humo que se filtraba por debajo de la puerta lo despertó.Sin pensar,Pancho saltó de la cama y forcejeó con el picaporte para abrir la puerta pero no pudo.
De todos modos,si lo hubiera conseguido,él y su hermanito de meses hubieran sido devorados por las llamas en poco minutos. Pancho gritó llamando a Marina,pero nadie contestó su llamada de auxilio.Así que corrió al telefono que había en el cuarto(él sabia como marcar el numero de su mamá)pero no habia linea. Pancho se dio cuenta que debia sacar a su hermanito de allí. Intentó abrir la ventana que daba a la cornisa,pero era imposible para sus pequeñas manos destrabar el seguro y aunque lo hubiera conseguido aún debia soltar la malla de alambre que sus padres habian instalado como protección.
Cuando los bomberos terminaron de apagar el incendio,el tema de conversación de todos era el mismo: ¿Cómo pudo ese niño tan pequeño romper el vidrio y luego el enrejado con el perchero? ¿Cómo pudo cargar con el bebé en la mochila? ¿Cómo pudo caminar por la cornisa con semejante peso y bajar por el árbol? ¿Cómo pudo salvar su vida y la de su hermano?. El viejo jefe de bomberos ,hombre sabio y respetado les dio la respuesta :"PANCHITO ESTABA SOLO... NO TENIA A NADIE QUE LE DIJERA QUE NO IBA A PODER"

CUENTOS PARA PENSAR DE JORGE BUCAY

18 comentarios:

ATB dijo...

Hola Loli

Ya lo creo que había luz aquí. Pero una luz terrible, la del fuego asesino.

Menos mal que los niños se han salvado. Aunque quizás el fin natural de la historia hubiese sido la muerte de los niños, el suicidio de la madre y la cárcel para Marina...

Menos mal que tenemos los finales felices.

Un ATBeso

PACO dijo...

hola amiga.
maravilloso cuento. Este hombre no lo conozco pero me han hablado muy bien del, y viendo la fantastica entrada me hace desear seguirlo y buscar algo de su vida. besos amiga, kuidate . eres un encanto.

Bretema dijo...

Hola guapisima, Ya tenía qanas de volver, no te puedes imaginar lo que os echaba de menos. Ahora llego y veo que me he perdido muchos momentos...digamos emotivos.
La entrada que le has dedicado a tu amor, es preciosa, eres muy afortunada de tener una persona que te quiere tanto.
Y la entrada de hoy no se si es real pero desde luego si lo fue, aqui se demuestra la capacidad humana para luchar.
Mis padres se han cambiado de casa, han ido para otro barrio, mi madre tiene alzheimer y va a un taller de memoria, pues el otro día salio del taller y se perdio.
Imaginate el susto todo el mundo buscandola, no sabemos como ni por donde pero a las horas llego al portal de la nueva casa sola.
Yo siempre dije que hay un dios, no se si negro, blanco, mahometano o cristiano, pero cosas así te lo reafirman.
Que tu felicidad no se acabe y que sigas compartiendola con nosotros.
Millón de besos.

LOLI dijo...

Atb no te preocupes que el fuego está controlado,jeje.
El fin natural dices?Bueno pero como al niño todavia no le habian "enseñado" las cosas que supuestamente no puede hacer...pues ya ves, consiguio superar las dificultades y logró superar los obstaculos.Ojala todos olvidemos las trabas y consigamos confiar en nuestras posibilidades.Así podremos tener finales felices¿no crees?


Ahora mismo voy a tomar mis caracoles de hoy,aunque sea
temprano me olvidaré que estas no son horas ;)
UN BESAZO

Novicia Dalila dijo...

Precioso el relato, Loli. Y aleccionador. Quizás los topes y los límites que nos ponen o que nos enseñan a ponernos sean los que nos impiden desarrollar todas nuestras capacidades.
Por eso hay que enseñarles a romper moldes, tópicos, a creer en sí mismos, a sentirse válidos y convencidos de sus fuerzas.... Hay un problema, y es que las palabras no son suficientes en este caso. Hay que dar ejemplo y muchos padres suspendemos en esta tarea. Aunque aún estamos a tiempo ;-)

Un beso, Loli

Temujin dijo...

Los limites, nos los marcamos nosotros.
He oído en muchas ocasiones, que nuestra fuerza depende de nuestra mente y estoy seguro de que es así...
En casos especiales, la energia se concentra y cosas que parecen imposibles, se tornan en posibles...

Atapuerques dijo...

Pancho cumplió con su obligación de "hombre", que es andar siempre hacia adelante.De hombres y mujeres.
Gracias, Loli por hacernos meditar. Un beso

LOLI dijo...

Paco me alegro de que haya servido para que te den ganas de saber de el.BESAZOS ;)






Bre que alegria de verte.
La verdad que somos muy afortunados de que nuestro Amor haya ido creciendo cada dia.
No sé si la historia de Pancho es real,pero ya sabemos que la ficcion supera la realidad muchas veces.

Me alegro de que supiera volver,que mal lo debistes pasar,lo siento.
Muchas gracias por tus buenos deseos.
UN MONTON DE BESAZOS

LOLI dijo...

Novi que bien lo has explicado así es.De acuerdisimo con todas tus palabras.
Nos pondremos las pilas a ver si enseñammos con el ejemplo y no les ponemos limites y topes donde no toca.

UN BESAZO

TORO SALVAJE dijo...

Con todos mis respetos y esperando que no te ofendas he de decir que Bucay me ha parecido siempre un timador y un manipulador.
Ya sé que me acusarán de hereje.

Besos.

LOLI dijo...

Temu como la historia de un padre o una madre que levantó un coche para sacar a su hijo¿lo habias oido?



De nada ATA,andemos hacia adelante y si es posible sin mirar atras.



UN BESAZO PARA LOS DOS

LOLI dijo...

Toro para nada me ofendes,cada uno tiene su opinión,sé que lo dices por lo de que sus cuentos son originales de otras personas,pero bueno el lo dice ,dice de quien es y lo que a mi me gusta es que lo lleva a su terreno y nos explica que quiere decir con cada una de sus historias,todos esos cuentos los conozco por el sino ni habria oido hablar de ellos.
No creo que te acusen de nada aqui se respeta las opiniones.
UN BESAZO TORITO ;)

Bretema dijo...

Ten cuidado que si el amor crece mucho vas a tener que ampliar la casa ja,ja,ja.
Felicidades por el amor.

Fue un buen susto, pero quedo en eso, en susto.

Besitos

eltauromquico dijo...

La fuerza esta en la mente. La desesperacion, el miedo obran en el humano de tal forma que saca fuerzas que en un estado normal no las conseguiria...

María dijo...

¡¡Claro, LOLI, ahora entiendo lo que os decíais ATB y tú en su casa!!

Y yo, pensando que hablabais en lenguaje figurado...

¡¡Vaya historia y vaya con el Panchito!!

Si es que estos niños al final encierran todos un héroe dentro, y es verdad lo que dice el bombero, lo hizo porque ni tuvo tiempo para pensar que no podía hacerlo, ni nadie que le hiera dudar...

A Marina, se le va a caer el pelo, cuando llegue...
A la de 18, digo ¿eh? ;-)

Bonita historia y como no conozco la tal Bucay, pues será un timador, que yo de toro, me fio al 100%, pero la historia, como tal, es emotiva...
¡¡vete a saber, si Panchito se llamaba Pablito, tenía 33 años y en lugar de coger a su hermanito, rescató a su gato de morir ahogado en...
Un baso de agua!! ;-)

ha estado bien, mi sol,
¡¡ ale!! ahora a dormir, que es tardísimo...

Muchos besos, LOLI.

LOLI dijo...

Bre pues si hay que ampliar se amplia,jajaja.Por cierto en mi comentario hay un error es "la realidad supera la ficción" pero bueno te habras dado cuenta de lo que te queria decir¿a que si?jajaja.

Felicidades a ti tambien ;)

UN BESAZO

Mª Dolores dijo...

siempre ha habido fabulistas y, para mí, Bucay es uno de ellos. A mí me gusta leer sus cuentos y en momentos complicados personales me han ayudado a ver el camino. Éste que has publicado no lo conocía. Me ha gustado, está muy bien. ¡cómo mueve el instinto de supervivencia al ser humano por pequeño que éste sea!
Saludos

Marina dijo...

¿No había otro nombre para la malvada niñera que se fue de rondón?
Si es que las Marinas somos mu malas.

Besos cielo.