domingo, 6 de diciembre de 2009

QUÉ ES LA FELICIDAD?



Depende de ti


La dicha no es algo que te inventas, sino algo que descubres. La dicha es tu naturaleza más íntima. Estaba allí desde el principio, pero tú no te habías fijado. No te has dado cuenta porque no miras hacia dentro.
Esa es la única desgracia del ser humano, que solo mira hacia fuera, siempre en busca y en pos de algo. Y no se puede encontrar en el exterior porque no está allí.
Una tarde, Rabiya —una famosa mística sufí— estaba buscando algo en la calle, junto a su pequeña choza. Se estaba poniendo el sol y la oscuridad descendía poco a poco. La gente fue congregándose, y le preguntaron:
—¿Qué haces? ¿Qué se te ha perdido? ¿Qué estás buscando?
Ella contestó:

—Se me ha perdido la aguja.

La gente dijo:
—Se está poniendo el sol y va a resultar muy difícil encontrar la aguja, pero vamos a ayudarte. ¿Dónde se te ha caído exactamente? Porque la calle es grande y la aguja pequeña. Si sabemos exactamente dónde se ha caído resultará más fácil encontrarla.
Rabiya contestó:
—Más vale que no me preguntéis eso, porque en realidad no se ha caído en la calle, sino en mi casa.
La gente se echó a reír y dijo:
—¡Ya sabíamos que estabas un poco loca! Si la aguja se ha caído en tu casa, ¿por qué la estamos buscando en la calle?

Rabiya replicó: —Por una razón tan sencilla como lógica: en la casa no hay luz y en la calle aún queda un poco de luz. La gente volvió a reírse y se dispersaron. Rabiya los llamó y dijo: —¡Escuchadme! Eso es lo que hacéis vosotros. Yo me limitaba a seguir vuestro ejemplo. Os empeñáis en buscar la dicha en el mundo exterior sin plantear la pregunta fundamental: «¿Dónde la has perdido?». Y yo os digo que la habéis perdido dentro. La buscáis fuera por la sencilla y lógica razón de que vuestros sentidos están abiertos hacia el exterior: hay un poco más de luz. Vuestros ojos miran hacia fuera, vuestros oídos escuchan hacia fuera, vuestras manos se tienden hacia fuera; por eso estáis buscando fuera. Por lo demás os aseguro que no la habéis perdido ahí, y lo digo por experiencia propia. Yo también he buscado fuera durante muchas, muchas vidas, y el día que miré dentro me llevé una sorpresa. No hacía falta buscar y registrar; siempre había estado dentro. La dicha es tu núcleo más íntimo. El placer se lo tienes que pedir a otros, y naturalmente te haces dependiente. La dicha te hace el amo. La dicha no es algo que te ocurre; ya está ahí. Buda dice: «Existe el placer y existe la dicha. Renuncia a lo primero para poseer lo segundo». Deja de mirar hacia fuera. Mira hacia dentro, vuélvete hacia tu interior. Empieza a buscar y registrar en tu interior, en tu subjetividad. La dicha no es un objeto que se pueda encontrar en ninguna otra parte; es tu consciencia.



La felicidad no tiene nada que ver con el triunfo; la felicidad no tiene nada que ver con la ambición; la felicidad no tiene nada que ver con el dinero, ni el poder ni el prestigio. La felicidad está relacionada con tu consciencia, no con tu carácter.

14 comentarios:

Mundo Animal. dijo...

_██_
‹(•¿•)›
...(█)
..../ I.... HOLA AMIGA QUE REAL Y BONITA ENTRADA, LA FELICIDAD DEPENDE SOLO DE UNO, QUE TENGAS UNA BUENA SEMANA

FRASE::: "ESTAN LAS BESTIAS, LUEGO LOS BESTIAS.
LAS BESTIAS MATAN CRUELMENTE PARA SOBREVIVIR.
LOS BESTIAS SOLO PARA DISFRUTAR.
EL HOMBRE SERA LO QUE DICE SER CUANDO
SUPERE SU BESTIALIDAD, SINO SEGUIRÁ ENTRE
LOS SERES IRRACIONALES POR MUCHO
QUE PRETENDA LO CONTRARIO" Lm-Mlg

SALUDOSS CHRISTIAN

F. J. Zamora dijo...

La magia y el poder esta en nosotros. Gracias querida loli por recordarnos esto tan importante y que se olvida tan facilmente.
namasté

Rita dijo...

La felicidad querida Loli es algo muy difícil de encontrar, y si, es cierto, pensamos que son los demás los que nos la tienen que proporcionar, ahi es donde nos equivocamos, además de pensar que la felicidad es una situación perfecta y plena, nunca lo es, siempre hay algo que lo enturbia,vivir felices significa también aceptar los problemas e inconvenientes de la vida, uen tema, besitos amiga

Miguel dijo...

Yo, cada vez, estoy más convencido de que la felicidad no te la regalan, sino que se la tiene que construir uno mismo. Y esta construcción viene de dentro de su ser hacia afuera, y no al revés, porque si es al revés, si esperamos ser felices cuando las circunstancias sean las que nosotros nos hemos propuesto, entonces nunca, o casi nunca, seremos felices.

Un abrazo.

panterablanca dijo...

Los pensamientos que tenemos construyen nuestra vida. Si tenemos pensamientos tristes y desgraciados, tendremos una vida triste y desgraciada, si tenemos pensamientos alegres y hermosos, tendremos una vida alegre y hermosa. Al final, todo está en el cerebro.
Besos salvajes.

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Muy hermosoo. Gracias por compartir!!

Siempre un placer pasar a visitarte, aun no sea tan seguido como mereces, pero no dispongo del tiempo que desearía.

Recibe un relajante y enérgico abrazo de luz para tu ser.

Beatriz

PEGASA dijo...

Jooo. Yo que venía a decirte que a donde nos ibamos a cantar. Que Maria ya nos había sacado las pascuas y nos llenó la panza de mariscos y casi nos emborracha con el vino de la tierra y me encuentro aquí con el mejor de los postres!!!. Esto parece que lo hubieras sacado del Fenshui. Que bonito.... chisssss!! (mocarrera lagrimosaa), y entre lágrimas de emoción y lo que acompaña. Venía a decirte que a que casa nos vamos Maria, Vero tu y yo a tocar la rondalla y que nos saquen las pascuas. jejeje.
Un beso angelito del portal.
P.D. : No estarás de luna de miel, ¿no? jejeej

atapuerques dijo...

Mira, Loli:De acuerdo de que quieras encontrar una aguja en un pajar, pero mira, la felicidad también está aquí debajo de este cocotero, y si me apuras, la mayor de las felicidades está dentro del Coco... de cada uno.
Buenos días

María dijo...

¡¡Hola querida LOLI!!
Yo venía a tranquilizarte, diciéndote que tu cariñín ya había llegado y... Se me ha adelantado, este ATA.
En fin, como también dice PEGASA, estás de un sublime que desbordas, de verdad que esto del amor, hace que las neuronas destelleen como estrellas...

Yo es que no puedo estar más de acuerdo. La felicidad nos la fabricamos nosotros mismos, como dice ATA, en el coco. Siempre se puede dar la vuelta a la situación más difícil, a veces cuesta más a veces menos, pero siempre depende de nosotros, llevamos cada uno todos y cada uno de los ingredientes necesarios para exprimir la vida y sacarle todo el jugo, que por cierto tiene un montón.

En fin...¡¡¡Que me voy a aplicar mi medicina que hoy tengo un miércoles de lunes y voy a ver si soy capaz de encontrar mi ración de felicidad!!

No sé si se me ha ido al dedo gordo del pie o se me ha escurrido a la rodilla, pero encontrarla la voy a encontrar seguro...

¡¡Que tú encuentres la tuya!!

Mil besos, cielo.
A ver si mañana te mando "eso"

¡¡Ale, ya te puedes ir largando con ATA, debajo de algún cocotero!!...ja,ja,ja

Temujin dijo...

Dicen que la felicidad se da, que no hay que esperar a que nos la den...
Que si nos sentimos felices, eso se transmite, y yo creo firmemente en ello...

Myr dijo...

Querida Loli;

Me encantó este cuento que nos enseña algo tan cierto, y tan importante:

La felcidad está dentro de nostros y en nosotros está el poder de alcanzarla.
En nostros está la potencia y en nostros está la sabiduría. Sólo la tenemos que escuchar.

Besos y Felices Fiestas.

Marina dijo...

¿La felicidad podría ser el amor?

¿Por qué será que cuando oigo estas canciones me acuerdo de tí?

Esta canción me la sé de memoria... ejem, ejem... lo cierto es que hasta la tengo gravada a dos voces.. cuando yo era joven, quiero decir aún más joven jajaja

te la dejo por si la quieres escuchar.

http://www.youtube.com/watch?v=BcID17wcZHU

Miles de besos

Bretema dijo...

Si la fisica dice que el frio no existe, es ausencia de calor. La vida dice que la tristeza no existe es ausencia de felicidad, solo tenemos que saber que grado tiene en la escala del animo y pensar en positivo para aumentar la temperatura.

psigetdo dijo...

Bonita historia, nos llevamos toda la vida dando vueltas buscando una respuesta y resulta que se encuentra dentro de nosotros mismo. Un saludo.